Llámenos (229) 515-8585

¿Por qué los casos de lesiones personales van a juicio?

by | Ago 22, 2019 | Accidentes con camiones

Después de un accidente automovilístico grave o una lesión importante, la mayoría de la gente reanuda su vida lo antes posible. Significa con frecuencia que es necesario conseguir un acuerdo que cubra los gastos, generalmente con un pequeño sobrante. Es la forma más rápida y eficiente de obtener la compensación necesaria para pagar facturas y ayuda en el proceso de que el accidente quede en el pasado. 

Sin embargo, a veces las compañías de seguros no se dejan. Rechazan una reclamación, se niegan a resolver los límites de la póliza o no pagan el valor razonable de la reclamación. Incluso pueden actuar con falta de ética. Cualquiera de estas acciones puede resultar en una demanda de mala fe, pero la mayoría de los casos que tratamos en Hudson King ante jurados involucran situaciones de mala fe en las que la compañía de seguros rechaza la oferta justa para resolver el caso.  Si una compañía de seguros actúa de mala fe, ellos y no sus asegurados se vuelven responsables de todo el veredicto, independientemente de los límites de la póliza de la compañía de seguros. 

¿Cuál es el riesgo si usted va a juicio? 

Aunque es importante tener un abogado de lesiones personales que sí se presente ante un tribunal, llevar un caso a juicio no es algo que se pueda tomar a la ligera. Siempre implica un riesgo para las dos partes, el demandante y la compañía de seguros.

Para el cliente, la estructura de pago de honorarios contingentes común entre abogados de lesiones personales resulta en que no habrá gastos de bolsillo legales asociados con un juicio. No obstante, un juicio llevará más tiempo y a veces agrega meses o incluso años a la resolución del caso. También existe la posibilidad, incluso si es remota, de que el tribunal no otorgue una compensación justa. 

Para las compañías de seguros, las facturas legales comienzan a acumularse tan pronto un caso se presenta ante un tribunal. Por este, las aseguradoras llegan a un acuerdo para resolver el caso cuando el costo del litigio parece ser demasiado alto. Además, siempre es posible que el tribunal adjudique al demandante mucho más de lo establecido en la solicitud del acuerdo de la solución original. 

Un abogado de lesiones personales idealmente podrá usar sus conocimientos para determinar de manera justa lo que vale un caso y compartir con el cliente un rango objetivo para resolver el caso. Desde el lado opuesto, el abogado de una compañía de seguros estimará lo que la compañía de seguros puede perder si el caso va a juicio. Si los rangos se superponen y si la compañía de seguros actúa de buena fe, el demandante obtiene una solución que es justa y evita la demora y el riesgo de un juicio. 

¿Qué sucede con una demanda de mala fe?

Si la aseguradora es engañosa o si se niega a resolver la reclamación, la única opción realista es presentar el caso ante un tribunal. Lamentablemente, vemos acciones de mala fe con regularidad en el sur de Georgia. Las compañías de seguros a veces intentarán subestimar las lesiones en este lado del estado, suponiendo que no valen lo mismo que en otros lugares del país. Esto no es justo para los clientes que deben enfrentarse a facturas médicas devastadoras y un cuidado de la salud potencialmente a largo plazo o incluso de por vida. En esta situación, llevar un caso ante un tribunal sería lo mejor para el cliente y, debido a que los límites de la póliza ya no son una consideración después de una demanda de mala fe, el cliente se beneficiaría considerablemente más. 

Abogado de seguros para casos de mala fe

Si resultó lesionado y no fue su culpa, los abogados de lesiones personales de Hudson King están listos para ayudarle. Tenemos experiencia con las compañías de seguros y sabemos si una aseguradora actúa de mala fe. Comuníquese con nosotros hoy mismo al 229-396-5845 para obtener una consulta gratis.

Comience con una consulta inicial gratis

Comuníquese con nosotros hoy mismo para obtener una consulta gratuita. Nuestra estructura de pago de honorarios por contingencia significa que usted no pagará los honorarios hasta que reciba la compensación que se merece.

Call Now Button